Acento español en la Ryder Cup

Sergio García y Cabrera-Bello, directos al equipo de la Ryder Cup

Foto: AFP

Se acerca el comienzo de la Ryder Cup 2016 y por fin, a falta de menos de un mes, el equipo europeo ha dado a conocer la lista competa de los integrantes que este año intentarán alzarse victoriosos sobre sus rivales norteamericanos en la competición por excelencia del panorama golfístico.

La competición bianual este año se celebrará en Estados Unidos, en el Hazeltine National Golf Club, en la ciudad de Chaska del estado de Minesota.

Los jugadores estadounidenses llegan a la cita con muchas ganas de revancha tras perder las últimas 3 ediciones y con el temor que recorre el mundo del golf norteamericano al creer que una nueva derrota podría hacer que el público de su país perdiese el interés en una competición que no domina desde hace 6 años.

Los españoles Sergio García y Rafa Cabrera-Bello formarán parte de la selección europea en esta edición al lograr esta plaza por méritos propios a través del ranking mundial, donde estaban ambos bien situados.

El equipo europeo, capitaneado por el norirlandés Darren Clarke, se completa con los británicos Justin Rose, Andy Sullivan y Matthew Fitzpatrick, que lograron su plaza gracias al ranking mundial al igual que García y Cabrera-Bello. A través del ranking europeo lograron su plaza el irlandés Rory McIlroy, el sueco Henrik Stenson y los británicos Danny Willet y Chris Wood, mientras que los tres jugadores elegidos por el capitán este año serán el británico Lee Westwood, el alemán Martin Kaymer y el belga Thomas Pieters.

Para García se trata de la competición muy especial que sin duda ha marcado su carrera deportiva y se muestra muy emocionado con la que será su octava participación como jugador, la novena consecutiva si tenemos en cuenta que en el año 2010 participó como vicecapitán bajo el mando del escocés Colin Montgomerie.

El canario Rafa Cabrera-Bello sin embargo debuta en la competición, algo que para él significa mucho para el golfista de Las Palmas y se muestra muy ilusionado ante la experiencia que se le presenta de jugar junto con los mejores jugadores del mundo.

Se unen de esta forma a la ya larga tradición de españoles que aportan su granito de arena en la Ryder tras la apertura del torneo en 1979. Antes de esa fecha resultaba imposible ya que la competición en su origen surgió como un enfrentamiento entre los equipos estadounidense y de Gran Bretaña.

Tras una época de dominio absoluto por parte de los estadounidenses, que se hicieron con el torneo 20 de las 22 veces que se disputó desde la primera edición en 1927 hasta 1977. Para igualar la competición la selección de Gran Bretaña se amplió a toda Europa y ya en 1979 el equipo paso a ser europeo y comenzó la participación española gracias a la inclusión de Severiano Ballesteros y Antonio Garrido.

Europa vuelve a ganar la Ryder

El golf Mundial está en manos de los europeos. Durante dos años más el Viejo Continente volverá a quedarse con el trofeo de los trofeos, la Ryder Cup, esa competición que enfrenta a Europa con Estados Unidos y en el que, haciendo un símil futbolístico, casi siempre gana Europa.

antiguo-y-nuevo-logo-de-la-ryder-cup-de-golf

De las diez últimas ocasiones que se ha disputado el torneo, los europeos han ganado ocho. Es solo una muestra de que el reinado, pese a los años de dominio del golf mundial por parte de Tiger Woods, está en mano de los golfistas nacidos en Europa. Sobre todo, porque el número 1 del mundo es natural de Irlanda del Norte.

Rory McIlroy dio durante los tres días de competición una auténtica demostración de poderío y elegancia. Aunque se podía resumir mejor diciendo que dio muestras no solo de ser el mejor, sino de que será el gran dominador del golf mundial durante años. El número 1 dio una lección y arrolló a todo golfista americano que se le puso por delante. Daba igual que tuviese un golpe malo porque, al siguiente, sacaba una genialidad. Aunque hay que aclarar una cosa, no tuvo ningún golpe malo, pero si genialidades, lo que resume en definitiva el espectacular torneo de McIlroy.

Caso distinto es el de Sergio García. Al español se le pueden achacar cosas como su falta de grandes torneos o sus últimos años. Pero en este momento y en esta competición está de dulce. El castellonense dio a Europa uno de los puntos finales venciendo a Furyk, a quien ha vencido en dos ocasiones en esta Ryder. En el torneo, Sergio García ha ratificado su buen momento de forma, su segunda juventud. Y no solo eso, también que la Ryder es su torneo favorito.

Dicho esto, si McIlroy y Sergio García juegan su mejor golf, es normal que Europa gane. Si a esto unimos que tienen a golfistas como Poulter, McDowell, Donaldson o Kaymer, veremos que el Viejo Continente tiene por delante más años de éxitos garantizados.

Sergio García pierde la oportunidad

El castellonense, Sergio García finalizó finalmente segundo en el World Golf Championship. El golfista español llegó como líder a la última jornada, pero falló el día importante, el último. Su bogey en el hoyo 3 le costó uno de los mejores torneos que había hecho el castellonense en los últimos años.

Un buen juego con el que el español refrendaba su buena participación en el Open Británico. Su segunda jornada en este torneo, conocido también como Bridgestone Invitational, le colocaba como gran favorito a expensas de lo que ocurriese el último día. Y es que ese segundo día de Sergio fue espectacular. Finalizó con 61 golpes, nueve bajo par, lo que le dejaba con una carta de presentación a la altura del mejor Sergio García que habíamos visto nunca.

sergio garcia

Fuente: Sport

Pero llegó ese hoyo 3, ese bogey y, como no, el gran dominador del golf mundial, el irlandés Rory McIlroy. El número 1 mundial fue un auténtico rodillo en la última jornada, justo en la que falló el español. Como dato: en los cinco primeros hoyos, el último ganador del Open Británico realizó 4 birdies. Aunque más espectacular sería si dijésemos que tres de ellos fueron consecutivos, en los tres primeros hoyos. Sin duda, una buena forma de empezar un día decisivo.

Al final, Sergio García se volvió a quedar con la miel en los labios y finalizo a 2 golpes de McIlroy. Pese a ello, cabe destacar que el español ha vuelto a estar a un gran nivel, y que parece que este 2014 está volviendo a su nivel de juego, ese que le situó entre los más grandes. Tal es así, que ya se ha colocado como tercero del mundo tras McIlroy, que recupera el número 1, y Adam Scott.

Destacar dos hechos más de este último torneo. El primero: Tiger Woods ha vuelto a lesionarse. El mejor jugador de la última década recaía de sus problemas de espalda y tenía que retirarse. El segundo hecho fue la anécdota protagonizada por Sergio García, sin duda, uno de los momentos más alegres del día. La precisión del español fue tal que disparó con tino hasta en un mal golpe. La bola del castellonense fue a parar al público con tan mala suerte (o buena puntería como prefieran) que impactó en el diamante de un anillo de una espectadora, haciendo desaparecer la joya del anillo. El propio Sergio García buscó el diamante sin suerte, por lo que le regaló una bola firmada y prometió resarcirla. Sin embargo, un aficionado si logró encontrarla y devolver a la mujer la joya perdida de forma tan fortuita