Europa vuelve a ganar la Ryder

El golf Mundial está en manos de los europeos. Durante dos años más el Viejo Continente volverá a quedarse con el trofeo de los trofeos, la Ryder Cup, esa competición que enfrenta a Europa con Estados Unidos y en el que, haciendo un símil futbolístico, casi siempre gana Europa.

antiguo-y-nuevo-logo-de-la-ryder-cup-de-golf

De las diez últimas ocasiones que se ha disputado el torneo, los europeos han ganado ocho. Es solo una muestra de que el reinado, pese a los años de dominio del golf mundial por parte de Tiger Woods, está en mano de los golfistas nacidos en Europa. Sobre todo, porque el número 1 del mundo es natural de Irlanda del Norte.

Rory McIlroy dio durante los tres días de competición una auténtica demostración de poderío y elegancia. Aunque se podía resumir mejor diciendo que dio muestras no solo de ser el mejor, sino de que será el gran dominador del golf mundial durante años. El número 1 dio una lección y arrolló a todo golfista americano que se le puso por delante. Daba igual que tuviese un golpe malo porque, al siguiente, sacaba una genialidad. Aunque hay que aclarar una cosa, no tuvo ningún golpe malo, pero si genialidades, lo que resume en definitiva el espectacular torneo de McIlroy.

Caso distinto es el de Sergio García. Al español se le pueden achacar cosas como su falta de grandes torneos o sus últimos años. Pero en este momento y en esta competición está de dulce. El castellonense dio a Europa uno de los puntos finales venciendo a Furyk, a quien ha vencido en dos ocasiones en esta Ryder. En el torneo, Sergio García ha ratificado su buen momento de forma, su segunda juventud. Y no solo eso, también que la Ryder es su torneo favorito.

Dicho esto, si McIlroy y Sergio García juegan su mejor golf, es normal que Europa gane. Si a esto unimos que tienen a golfistas como Poulter, McDowell, Donaldson o Kaymer, veremos que el Viejo Continente tiene por delante más años de éxitos garantizados.