La leyenda de Severiano Ballesteros

Severiano Ballesteros no solo fue uno de los más grandes jugadores de golf de todos los tiempos, admirado por ser un luchador incansable y un competidor nato, sino que además fue una figura revolucionaria en su deporte, convirtiéndose en el impulso que necesitaba el golf continental entre 1970 y 1980.

Seve nació el año 1957 en Pedreña, una pequeña villa del sur de Santander. Cuando en España el golf era aún un deporte desconocido y de minorías, él era ya una leyenda en países como Estados Unidos o en Gran Bretaña, donde este juego ocupa una posición más privilegiada.

Su historial incluye 93 victorias. Ganador de dos Masters de Augusta, tres Abiertos Británicos, dos copas del Mundo y cuatro Ryders Cup, además de un merecido Premio Príncipe de Asturias de los Deportes en el año 1989, Ballesteros puso fin a su carrera en 2007, incapaz de superar su dolor crónico de espalda. Además, a lo largo de su vida, recibió múltiples reconocimientos internacionales, entre los que cabe destacar: Hall of Fame (1999), Doctor Honoris Causa por la Universidad de St. Andrews (Escocia), en el año 2000, y Personalidad deportiva del año de la BBC, en el 2009.

El 7 de mayo de 2011 Seve fallecía en su casa, en su Pedreña natal, tres años después de que le diagnosticaran un tumor cerebral. Desde ese mismo instante comenzaron los homenajes a Severiano Ballesteros, querido en el mundo entero. “Seve fue uno de los golfistas más emocionantes y con más talento que ha tenido este deporte. Su creatividad e intensidad en un campo de golf puede que nunca sean superadas. No recuerdo a nadie con su juego corto. Siempre disfrutaba de su compañía en la cena de Campeones”, señaló el golfista americano Tiger Woods.

Severiano siempre decía que uno de los momentos más emocionantes de su vida fue cuando Javier, su hijo mayor, le hizo de caddie durante el Open Británico en 2006. Sus tres hijos: Javier, Miguel y Carmen, son los responsables de mantener su legado y memoria a través de la Fundación Seve Ballesteros. Una entidad privada sin ánimo de lucro que creó el genial golfista cántabro para luchar contra el cáncer a través de la investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *